Villa Blosset, a los pies de San Juan

El histórico barrio posadeño, ubicado a la ribera del Paraná, promete una noche mágica con ferias, shows en vivo, cruce de brasas, quema de muñeco, entre otros juegos tradicionales. Será este viernes desde las 19.30, con entrada libre y gratuita. El mensaje desde la organización.

La celebración de San Juan es una noche esperada por varias personas, no solamente por la fiesta que eso significa sino por los rituales compartidos para conocer el amor. Saber la inicial del nombre y hasta el rostro del futuro ser amado son sólo algunos de los juegos que se realizan durante esa velada.

El acontecimiento tuvo un origen pagano, pero luego fue absorbido por la Iglesia Católica, que lo asoció al nacimiento de San Juan Bautista. Lo cierto es que tanta fiesta tiene que ver con el solsticio, de invierno para el hemisferio sur y de verano para el hemisferio norte, por lo que también se la vincula con las energías solares.

Ana Paula, una de las jóvenes organizadoras de este festival que superó las tres décadas en el histórico barrio Villa Blosset, dialogó con Tierra sin Mal y recordó que hace un mes se encuentran gestionando los preparativos y ultimando detalles para que la noche del 23 de junio sea inolvidable.

Si bien la organización del festival en ese punto de la ciudad cuenta con un numeroso grupo de jóvenes divididos en distintas áreas con diversas tareas asignadas, también cuentan con la colaboración de vecinos y el grupo Espiral Afropercusión, que en un comienzo fue el impulsor del evento y protagonista de la noche al darle vida y ritmo al cruce de brasas, a cada juego y los paseos por las ferias que en esta oportunidad tendrán mucho para mostrar.

Por otra parte, el artista plástico Martín Viera es quien este año colabora con la creación del “Toro Candil” una de las figuras emblemáticas de uno de los principales juegos de la noche.

“Esto se realiza a pulmón, con la ayuda de los vecinos y la gente de La Placita que colabora con los premios. Antes era Espiral el grupo que organizaba el evento y en este momento somos nosotros y lo hacemos todo de corazón con su orientación”, indicó Ana Paula a TSM.

En cuanto a los cambios observados en esta celebración a lo largo del tiempo, agregó: “Se puede ver un cambio generacional. En este momento somos muchos chicos jóvenes los que estamos empujando la fiesta, somos un grupo de entre 23 y 32 años que tomamos la posta”. 

Luego, enfatizó: “Hay interés por parte de los jóvenes para con la fiesta, para que la esencia misionera y la esencia posadeña no se pierdan en el tiempo y puedan dejar un legado a los que vendrán”.

En la noche del viernes 23 de junio no faltará el tradicional cruce de brasas, pelota tatá, toro candil y quema de muñeco, entre otros juegos tradicionales. Además, habrá presentación de grupos de bailes y artistas invitados, entre los que se destacan: El Potro Misionero (cuarteto), Raúl Guerrero (cumbia), Diego Benítez y Mauricio Pérez (regionales), Sergio Cortinez (bailables) y La Espiral. Todo esto junto a un paseo de feria con productos orgánicos, reciclables, y muchas otras novedades imperdibles.