La juventud en clave política

Leandro N. Alem, Puerto Iguazú, Oberá, San Ignacio, Wanda y Candelaria, son algunas de las localidades que cuentan con jóvenes candidatos a la intendencia para los comicios del domingo 7 de mayo; además del candidato a vicegobernador por la Renovación. La formación profesional y la trayectoria familiar, al servicio de las nuevas generaciones.

Con 33 años, Lucas Romero Spinelli se convierte en uno de los candidatos a Vicegobernador de Misiones más joven. De familia comerciante, se formó como Contador Público teniendo ya en su ADN el gen del esfuerzo y la lucha por los sueños. Siendo diputado provincial, asumió el compromiso de construir herramientas legislativas que ordenen y mejoren la calidad de vida de los misioneros. Con su pensamiento crítico y constructivo, hoy siente orgullo de conformar la lista del partido Renovador, junto a Hugo Passalacqua, para liderar y gestionar el proyecto misionerista.

En la Legislatura, tuvo un paso muy dinámico. «Hemos tenido todos los años récord de sanción de leyes de todo tipo de rubros, que siempre fueron incrementándose. Hicimos un trabajo bien cerca de la gente, recorriendo todos los días los barrios para legislar sobre demandas reales», expresó y sostuvo que esa línea buscarán sostener desde el Gobierno, como lo indica el misionerismo: «defender lo nuestro con trabajo y alejados de la grieta».

Matías Sebely, Javier Bareiro, Pablo Hassan, Dante Vandendorp, Romina Faccio y «Lucho» Ayala, también dejan atrás el imaginario que vincula la política con «personas mayores» o «de la vieja escuela», y abren paso a la inclusión de una juventud comprometida y totalmente preparada para ocupar cargos de poder y decisión.

Convencidos de tomar a la política como herramienta de transformación de realidades, los candidatos a jefes comunales de sus municipios levantan la bandera de la frescura y del profesionalismo para incorporar perspectivas innovadoras a la gestión de gobierno. Potencian el sentido social y de acción en la Renovación.

Poner en escena pública nuevos rostros, significa reivindicar la energía de la juventud y confiar en sus trayectorias formativas como así también las familiares, teniendo en cuenta que muchos crecieron en medio de debates políticos en sus hogares y entornos.

Uno de ellos es «Lucho» Ayala, candidato a intendente de Candelaria e hijo de Miguel, quien fuera jefe comunal en los periodos de 1995 a 2003, además de haber sido docente, concejal y promotor del deporte en el municipio. La necesidad de actuar sobre la realidad para lograr una transformación, es una de las características que heredó el joven. Con ese propósito, conformó un equipo de trabajo diverso, con personas de experiencias en diferentes áreas para hacer un aporte sólido e integral a las demandas que se presenten, desde las más cotidianas hasta aquellas que motivan a dar el salto que la localidad necesita y que Ayala confía en conseguirlo.

Hugo Passalacqua y su respaldo a «Lucho» Ayala en Candelaria.

En Oberá, la innovación en la gestión viene resonando hace unos dos años, de la mano de Pablo Hassan como interventor, quien quiere continuar ese proceso para alcanzar los resultados propuestos para los próximos cuatro años. Y, a juzgar por las encuestas, contará con una gestión más para hacerlo, ya que se ubica primero con más de 20 puntos por encima de los demás.

Pablo Hassan logro darle identidad a Obera

La descentralización de los servicios es un eje fuerte en su mandato y espera darle seguimiento para llegar a más vecinos. «Desde que estoy al frente de la ciudad, cambiamos mucho la metodología de trabajo con todo el equipo, y eso de a poquito se fue notando y fuimos sintiendo el acompañamiento de los obereños en esa nueva visión de gobierno», remarcó el joven abogado que desde chico vivió los impactos de la política en la vida de las personas, al tener como padre a un ex funcionario que lleva su mismo nombre.

Mantener abiertas las puertas de la Municipalidad para ejercitar el diálogo, facilitar procesos burocráticos, mejorar infraestructuras, son otros puntos de su campaña para conquistar las urnas el próximo domingo.

La salud e identidad, en primer lugar

Matías Sebely, concejal, director del Hospital SAMIC de Leandro N. Alem y candidato a intendente de ese municipio, es un claro ejemplo del éxito cosechado por confiar en la juventud para espacios de dirigencia política y de administración.

El gobernador de la provincia, Oscar Herrera Ahuad, destacó su trabajo específicamente en el mejoramiento edilicio, de servicios y atención en el nosocomio, «de la mano de la gestión y del compromiso».

Además, de oficio emprendedor, conoce las demandas del sector y aporta su experiencia en administrar recursos y capital humano para alcanzar metas impensadas.

De acuerdo a la intención de votos hasta el momento, las encuestas lo ubican segundo con apenas unos 5 puntos de diferencia con el primer lugar. Así que Sebely se está preparando para brindar mayor crecimiento a la localidad, junto a un equipo con foco en la salud, la educación y la identidad.

«Queremos recuperar esa ciudad que siempre nos llenó de orgullo. Queremos que los jóvenes puedan formarse acá y también puedan trabajar, desenvolverse en Alem en todos los sentidos. A eso nos referimos con orgullo, a que elijan tener su vida y desarrollarse acá como una consciente elección», remarcó.

Lo mismo manifiesta Romina Faccio en su búsqueda por convertirse en la primera mandataria municipal de Wanda. A sus 39 años, expone propuestas que hacen énfasis en la generación de empleo y en la educación, «para que los jóvenes no tengan que irse para proyectar su futuro, sino que puedan quedarse en su ciudad».

Mejorar el sistema educativo es lo que a su vez podrá brindar mayores herramientas a las personas, ya que además promueve la igualdad de oportunidades.

«La idea es acercar la tranquilidad de que vamos a trabajar de manera mancomunada para el bienestar de todos. Seguridad, salud y turismo, terminan de conformar nuestra plataforma», remarcó.

Turismo, deporte y cultura

Y si de empuje se habla en el Frente Renovador, es necesario mencionar a Javier Bareiro y a Dante Vandendorp, dos jóvenes con ansias de liderar un proceso de transformación de Puerto Iguazú y de San Ignacio, respectivamente.

En la ciudad de las Cataratas, el candidato a intendente pone a disposición de la comunidad, su compromiso, solidaridad y sentido social para construir políticas públicas que impacten de manera positiva en los iguazuenses.

Según las encuestas, alcanza hasta el momento una diferencia de menos de dos puntos con el primer lugar; hecho que indica que el municipio lo está escuchando y apoyando.

Su experiencia en el relevamiento de demandas y la apertura al diálogo con los vecinos que le da su rol como actual concejal más su trayectoria como presidente de la Asociación de Bomberos de la localidad, constituyen una fórmula potente para proponer un mayor desarrollo, transparencia y empleo, a Puerto Iguazú.

En San Ignacio, otro de los destinos turísticos destacados de Misiones, se encuentra Vandendorp. Con el sublema «Hagamos ciudad», está convencido que se puede fortalecer la cadena de actores y actividades que constituyen el turismo: emprendedores, transportistas, guías de turismo, gastronomía, hotelería, etc., para mejorar las economías.

De esta manera, los ciudadanos también asumirán un mayor compromiso y confiarán en su ciudad para desarrollarse, invertir o concretar sus proyecciones.

En ambos casos, el turismo, el deporte y la cultura atraviesan sus propuestas para elevar la calidad de vida y ampliar las oportunidades de empleo a los habitantes.

La constante apertura de la Renovación

Haciendo honor a su nombre, el partido se renueva permanentemente, dando lugar a nuevas generaciones y consolidando una retroalimentación entre los jóvenes y quienes cuentan con más años en política y gestión.

La innovación del Gobierno que tanto se habla, está en su capital humano y en su visión estratégica ante los cambios y demandas del contexto actual.

Abrir paso a nuevos rostros, generar confianza en proyectos frescos y sólidos, apostar a la formación y al compromiso social que empuja la juventud, ponen en movimiento constante a la Renovación y consolidan el camino trazado junto a los derechos conquistados.