El mal momento que vivió Sixto Fariña

Uno de los fotógrafos más reconocidos de la Tierra sin Mal reflejó en letras su experiencia vivida durante la cobertura de la visita del presidente Alberto Fernández, el pasado viernes. Su enojo por el destrato a la prensa local de parte de funcionarios nacionales y un agradecimiento a tres personas en particular.

Sabido es que Sixto es uno de los fotógrafos más reconocidos de la provincia de Misiones. Bajo su lente pasan a diario acontecimientos de toda índole: sociales, empresariales, políticos, deportivos, siempre bajo un saludo cordial y fraterno.

Quienes lo conocen advierten que es un tipo que no suele enojarse a menudo, siempre y cuando no se metan con su labor profesional, pocas cosas lo sacan más que la falta de respeto hacia su trabajo y el de los colegas o periodistas que lo rodean en cada cobertura.

Eso fue lo que sucedió el pasado viernes 17 de febrero durante la visita del presidente Alberto Fernández a la ciudad de Posadas, cuando dejó inaugurado el nuevo Módulo de Farmacia y Bioquímica de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de Misiones y que reflejó en su página web y redes sociales bajo el título: “Alberto Fernández en Posadas: cobertura que quedó a medias por el destrato a parte de la prensa local”.

Allí, el fotógrafo reflejó la mala experiencia que vivió al cubrir el evento, el cual acaparó en gran medida la atención del periodismo local y de la prensa gráfica en general considerando la relevancia que tiene la llegada de un primer mandatario a la tierra sin mal.

Sin embargo, Sixto reflejó en letras lo sucedido: “lo que, en teoría, debió ser una salida más de trabajo y probablemente de encuentro con colegas y conocidos, prácticamente finalizó sin empezar, hecho reflejado en la inconclusa galería de fotos a continuación y que responde a las diferencias surgidas ante el trato -o destrato- recibido en el operativo desplegado por miembros de seguridad y prensa de Nación”

En un breve contexto, todo inició durante el saludo del presidente con la gente que se acercó al acto de inauguración, momento que, con el ojo de reportero gráfico, Sixto Fariña buscó captar porque era “la foto” pero que no pudo conseguir por la negativa del personal de seguridad de dejarlo avanzar y acercarse.

“Ya con tantos años en este trabajo, y más en este tipo de coberturas con visitas oficiales, lamentablemente el trato y manejo con los periodistas y fotógrafos locales siempre se repite: imponiendo un corralito para nosotros y para nuestro trabajo del que dependemos y vivimos”, expresó Fariña.

“No quiero enumerar, pero desde el 95 que arranque en la prensa gráfica he tenido muchas situaciones, buenas y malas, tuve todo tipo de injusticias, pero yo siempre trate de minimizar, no polemizar, yo solo quiero trabajar, y me da pena pasar por esto en mi ciudad. A esta altura creo que ya tendría que haber otro manejo de común acuerdo para que todos podamos trabajar con respeto e igualdad”, concluyó.

Para cerrar el artículo en su portal, el fotógrafo agradeció al grupo de trabajo de Canal 6, representado en su propietario y periodista Jorge Kurrle, la periodista María Inés Palmeiro y el fotógrafo y camarógrafo José Bevilacqua “por el apoyo y solidaridad demostrada al igual que todas las personas que también se manifestaron en acompañamiento”.