«¡Love Jamaica…!», el nuevo destino de Chiti Madelaire

Con unas gafas de sol que rajan la tierra y la mejor actitud del mundo, la diva de los desfiles misioneros disfruta de unos relajados días con su marido en el país caribeño. Mirá las imágenes.

Por motivo de su cumpleaños, el neurocirujano Andrés Leibovich no tuvo mejor regalo para su esposa que regalarle un nuevo viaje, solo que está vez, el Caribe fue la mejor elección. Así que la empresaria de Apple Boutique, Chiti Madelaire que cumplió 52 años el pasado 14 de junio se encuentra disfrutando de la calidez de Jamaica después de unos entretiempos con su salud.

«Hola, hola, ¿cómo están? Acá disfrutando de este calor. Todo lo opuesto, ¿no? Hace unos días estábamos con un frío total y es por eso que escuchan mi voz de esta manera me agarró un re frío al llegar a Jamaica chicas, chicos, que no se pueden creer estuve dos días en cama así, acá, miren recién hoy pude venir a la playa después de estar tres días. Pero bueno, ya estoy mejor, ya está todo perfecto, así que quiero compartir con ustedes este hermoso lugar», contó con mucho glamour en un vivo a sus seguidores.

Directo desde el Hotel Beaches Negril Resort & Spa y con el oleaje del mar de fondo, la diva misionera contó la travesía que debieron hacer para llegar al lugar y los beneficios de un lugar pensado para el turista en todo sentido, desde los servicios acuáticos hasta los detalles más románticos. 

«Jamaica es un lugar diferente estamos alejados de todos, es decir no hay ciudad, no hay nada. Tenés el hotel y nada más que el hotel. Si te querés desplazar o ir a otro lugar, bueno, hay que tomar una combi o un taxi y todo es $25, $50 todo en dólares. Estos señores te venden de todo un poco en la playa todo lo que ustedes se imaginan, venden, porque acá todo es libre», relató.

Enamorada del lugar y especialmente de la «balsa bar» que pasó al atardecer, la co-conductora de Telehogar disfruta de su preciado regalo junto al amor de su vida mientras promete a sus seguidores seguir subiendo las mejores postales de su alucinante viaje.