¿Qué medidas tomar para evitar la suba de casos de Covid?

En las últimas dos semanas, los casos se incrementaron un 36% en todo el país. Lo positivo: las internaciones bajaron y la mortalidad permanece estable. Las recomendaciones de los expertos para evitar una nueva pandemia.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Si bien los números siguen siendo bajos, desde la cartera sanitaria informaron que hubo un incremento significativo de los casos de Covid- 19 en el país que ameritan un «monitoreo especial». Un 36% en dos semanas, fue la cifra informada por la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y su par en la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, luego de que los reportes oficiales pasaran de diarios a semanales debido a la baja de casos.

Si bien son pocos casos debido a la avanzada vacunación, Vizzotti instó a la población a completar la primera dosis de refuerzo (tercera dosis) y a las personas incluidas en grupos prioritarios a la segunda dosis de refuerzo (cuarta dosis) Por el momento no hay que lamentar nuevos fallecidos. La última cifra registrada fue el 1° de mayo donde bajó a 111 personas, luego de que el 24 de abril se registraran 198 muertes.

Los números de internaciones de gravedad, por el contrario, fueron en retroceso. El 17 de abril, se reportaron 412 ingresos en camas de terapia intensiva correspondientes a los siete días previos. El 24 de abril, 372, y el 1° de mayo, 339.  El jefe de Terapia Intensiva del Hospital Universitario Austral, Pablo Pratesi, explicó que «por ahora, las internaciones se mantienen estables», aunque aseguró que hay que evaluar cómo avanzan las variantes BA4 y BA5 y reforzar las medidas de precaución.

«Nosotros tenemos ya hace varias semanas un solo paciente Covid en terapia. Es cierto que está aumentando la cantidad de casos ambulatorios y uno lo percibe en los pacientes que van a la guardia, en los que se detectan y en los contactos estrechos que están aislados, pero todavía no se ha reflejado en las internaciones, ni en piso ni en terapia intensiva», afirmó.

Por su parte, el infectólogo Javier Farina aseguró que «el impacto concreto» de esta suba de casos todavía se desconoce, pero estimó que «seguramente aumenten» los positivos en paralelo con la llegada de «las bajas temperaturas», que llevan a muchas personas a «amontonarse en espacios cerrados con relajamiento de medidas».

La mayoría de las jurisdicciones flexibilizaron el uso de barbijo en los lugares cerrados, salvo en el transporte público. En la ciudad de Buenos Aires sí se mantiene la recomendación en la mayoría de los ámbitos, pero se puede ver que muchos porteños de hecho también dejaron de usar tapaboca en situaciones en las que antes lo llevaban.

El infectólogo y jefe del departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, Eduardo López, detalló a que el incremento de casos «es de entre un 20% y un 40%  dependiendo de la jurisdicción».  Explicó que hay provincias en las que hubo mayores aumentos, pero también señaló que «hay jurisdicciones como la provincia de Buenos Aires que solo testea a inmunosuprimidos, embarazadas y adultos mayores». «El número real de casos no lo tenemos», advirtió.

Kreplak reconoció que en la Provincia, «si bien está aumentado (la cantidad de casos), por el momento no se ha generado un aumento descontrolado» y recomendó «el uso del barbijo, sobre todo en lugares cerrados» y «estar atento a la ventilación». Además, recordó la importancia de aplicarse los refuerzos de vacunas «porque con estas variantes del virus la eficacia que se conseguía antes con dos dosis se consigue ahora con tres» e insistió a ir a los vacunatorios sin turno previo a aquellos que ya pasaron cuatro meses de haberse dado el primer refuerzo, o sea la tercera dosis, y tienen más de 50 años».

López, en esa misma línea, aseguró que la estrategia sanitaria debería concentrarse en los refuerzos de inmunización. «Nos falta vacunar a entre el 25% y el 30% con tercera dosis, que es necesaria para evitar la enfermedad con las variantes que están circulando, que son la Omicron y la BA4, que ya representa el 25% de la circulación». «Por lo tanto, considerando que el Sars-CoV-2 tiene una mayor viabilidad entre los 5 y los 10 grados centígrados, es esperable que haya un aumento de casos hacia el invierno», agregó.

En enero de 2022, la Argentina superó los 100 mil positivos diarios, mientras el promedio diario en la última semana de abril rondaría los 1.600. «Lo que sí podemos esperar –siguió López– es un aumento de casos significativo, por la llegada del invierno y porque la gente no está totalmente vacunada para prevenir estas variantes».

Todas las miradas están puestas ahora en el reporte epidemiológico que emitirá el Ministerio de Salud este 8 de mayo. El aumento más importante se había dado entre el 17 y el 24 de abril: una variación del 34,8%. Sin embargo, respecto a la semana siguiente, se mantuvo bastante estable: el incremento fue del 1,2%.|